Nov 242014
 

29 de marzo de 1974, amanecía sobre los campos de Xiyang, provincia de Shaanxi, a unos 35 kilómetros al este de Xian, cuando un grupo de campesinos iniciaba su jornada de trabajo sin saber que estaban a punto de realizar uno de los mayores descubrimientos arqueológicos de todos los tiempos.

 

El Descubrimiento.

El verano estaba siendo inusualmente largo y la prolongada sequía ponía en peligro la cosecha de grano, por lo que algunos campesinos se decidieron a cavar un pozo. Tras tres días de trabajo y a _DSC0719_1cinco metros de profundidad la rojiza tierra de la zona seguía sin mostrar indicios de humedad, cuando una de las palas tropezó con una pieza de terracota que inicialmente identificaron con una vasija. Estaba en buen estado y parecía grande, así que decidieron excavarla con cuidado para aprovecharla como recipiente casero.

Los campesinos, entre los que se encontraban Yang Peiyan, Yang Zhifa, Yang Wenxue y Yang Junpeng, terminaron desenterrando un guerrero de terracota. No era la primera vez que los aldeanos descubrían figuras parecidas. Un lugareño recordaba cómo su padre había descubierto una figura similar y ante el temor de que albergase a un espítiru maligno, la colgó de un árbol y la apaleó hasta que espantó al ente que la poseía.

Cuenta Yang Zhifa, que actualmente trabaja en el Museo del Ejército del Guerrero, donde es mostrado como una atracción más, que al principio creían haber localizado los restos de un viejo templo abandonado por lo que continuaron excavando hasta sacar a la luz a un guerrero que portaba restos de un arco y puntas de flecha de bronce que recogieron con la intención de venderlas mientras desechaban los fragmentos de terratoca que encontraban.

Pronto se divulgó el descubrimiento entre los habitantes de la zona que se pobló de lugareños buscatesoros.
El hallazgo llega finalmente a los oídos de las autoridades locales, y por fin, tres meses después del descubrimiento, la administración general china envia a un equipo de arqueólogos que toma conciencia de la importancia del hallazgo y pone fin al expolio.

_DSC0589_1Desde entonces en la zona se han descubierto más de 100 fosas y tumbas satélite de todos los tamaños, siendo las más espectaculares sin duda las primeras, que alojan al ejército de terracota, que actualmente reparte los soldados en cuatro pozos principales, enumerados según el orden en que fueron excavados a una profundidad de entre 4 y 8 metros, estimándose que aproximadamente hay 8.000 soldados, 130 carros con 520 caballos de tiro y 150 monturas de caballería. Los arqueólogos creen que en las inmediaciones pueden haber unas 4.000 figuras más esperando ser despertadas de un sueño que dura más de 2.000 años.

En uno de los pozos adyacentes al de los guerreros se han localizado armaduras confeccionadas a partir de más de 600 escamas de piedra. Otra fosa contiene acróbatas también en terracota y de tamaño natural, más expresivos que los guerreros y en distintas posturas, como si se estuviesen actuando sobre un escenario. Treinta y un pozos contienen huesos de animales raros…
Una vasta zona arqueológica en la que se cree que reside un gigantesco mausoleo que representa a escala la totalidad de China y que según todos los indicios podría corresponder al mausoleo del primer emperador, Qin Shi Huang, nacido en el 260 a. C  y fallecido el 10 de septiembre del 210 a. C., rey del estado chino de Qin del 247 a. C. hasta el 221 a. C. y posteriormente primer emperador de la China  unificada del 221 a. C. al 210 a. C.

 

El Primer Emperador

Zheng Ying, verdadero nombre del primer emperador, heredó el trono del estado chino de Qin a los 13 años, bajo la regencia de su madre, Lü Buwei y Lao Ai. A los 22 años manda asesinar a Lao, destituye a Lü y encarcela a su madre.

En el siglo III a.C. China estaba dividida en varios estados independientes, constantemente en guerra. Qin Shihuang derrotó a todos los estados ducales rivales y unificó China, mediante el establecimiento de la primera dinastía feudal centralizada. Tras ello el nuevo emperador inició una ambiciosa serie de reformas destinadas a consolidar su naciente imperio. Estandariza una moneda, un único sistema de pesos y medidas, vincula entre sí los diferentes estados con canales y carreteras y establece un sistema organizativo basado en prefecturas y condados.
También se le atribuye la construcción de lo que sería la primera versión de la gran muralla china, unificando gran parte de los muros defensivos que existían a lo largo de su imperio para defenderse de las invasiones de los hunos del norte.

primeremperadorUna interminable serie de logros, pero la mas intrigante de todas sus hazañas es sin duda la construcción de su imponente tumba, el mayor enterramiento imperial subterráneo jamás construido.
De acuerdo con los “Registros Históricos” de Sima Qian, escriba principal en la corte de Han, el Herodoto chino y padre de la primera historia de China, que perdió su masculinidad a consecuencias de mantener su imparcialidad histórica, Qin ordenó la construcción del mausoleo poco después de asumir el trono y reseña que más de 700.000 obreros, casi el 4% de la población total china de la época,  trabajó en la construcción de la megatumba, que a su muerte todo parece indicar que estaba inconclusa.

El primer emperador disponía de unas 1000 concubinas y para evitarles la desolación tras su muerte, Qin Erh Huang, hijo del primer emperador, ordenó que estas le acompañasen en su viaje a la otra vida. En el mismo sentido Qin Shihuang ordenó que tras su fallecimiento se sacrificasen a todos los animales del zoo de la capital y que fuesen enterrados en su mausoleo.
Tras el óbito del Qin Shi Huang, los últimos trabajadores y sus supervisores fueron también inhumados junto al emperador, llevándose a la tumba el secreto de su construcción y su contenido.

El mausoleo aún permanece sin descubrir, aunque se cree que debe estar emplazado con el Monte Lishan al sur y el río Weihe al norte. Una posición que se ajusta a los conceptos del Feng Shui, el geomántico sistema tradicional chino de elección de lugares. Otra razón que sin duda influyó en el emplazamiento de la megatumba fue que en dicha zona tradicionalmente se inhumaban los restos de los antepasados del primer emperador. De hecho la tumba de su padre se encuentra apenas a unos 10 km al oeste.

Qin Shi Huang se creía un gobernador cósmico, capaz de trascender a la muerte,obsesionado con la búsqueda de la inmortalidad y la eterna juventud. Su mausoleo, una copia subterránea de su mundo, fue construido como un fiel reflejo de su poder e influencia en la vida.
Se estima que el mausoleo cubre 56,25 kilómetros cuadrados, 78 veces el área ocupada por la Ciudad Prohibida y debería estar compuesto de varias estructuras, en cuyo centro el primer emperador hizo construir un túmulo en forma de pirámide-montaña que según Sima Qian tenía 115 metros de altura, por 350 metros de lado, aunque miles de años de erosión lo han “limado” hasta los 87 metros actuales.

En sus “Registros Históricos” Sima Qian revela que el túmulo funerario estaba rodeado por una muralla de 6 kilómetros de longitud, en la que se abrían cuatro puertas cardinales que conducían a una segunda muralla que protegía a la ciudad mortuoria. Según el relatos la cámara central se encuentra bajo una cúpula de cobre que podría rondar los 50×80 metros y su techo estar adornado por miles de gemas que representan las constelaciones.
En su interior y a los pies de una estatua del primer emperador está representado el reino de China, con montañas artificiales, e incluso lagos y ríos que representaban el río Amarillo y el río Azul y en los que fluye mercurio gracias a un sofisticado sistema mecánico en eterno movimiento. Recientes análisis llevados a cabo sobre la colina han detectado elevadas concentraciones de dicho elemento que parecen dar veracidad la leyenda.
Anexa a las cámaras anteriormente descritas, habrían otras nueve en las que se encuentran reproducciones del palacio del emperador, junto a una réplica de su trono.
Acompañando al emperador también se podrían encontrar estatuas a tamaño real de embajadores de otros pueblos, carros, armas y todo tipo de joyas.
Toda la estructura estaría protegida por diversos mecanismos tecnológicos, tales como ballestas automáticas armadas con mortíferas saetas capaces acabar con la vida de aquellos intrusos que se atrevan a perturbar el eterno sueño de Qin Shi Huan.

 

Las Fosas

Volviendo a la actualidad y centrándonos en las fosas de los guerreros. Sobre la primera se ha construido un gigantesco hangar de 230 metros de longitud y 62 de anchura que contiene unas 6.000 _DSC0468_1figuras repartidas a lo largo de 11 corredores, la mayoría de los cuales posee más de 3 metros de ancho y un suelo pavimentado e inicialmente cubierto por techos de madera, originalmente soportados por vigas y postes.

La segunda fosa es mucho más pequeña que la primera, con 124 metros de este a oeste, y 98 metros de norte a sur. Está dividida en cuatro secciones que poseen una iluminación bastante mala, lo que dificulta enormemente la fotografía de los guerreros. Aloja unas 1300 unidades de infantería y caballería, así como unos 80 carros de guerra, que se cree representan una guardia militar.
Es bastante menos llamativa que la primera ya que aún tiene grandes zonas sin excavar y guerreros sin ser restaurados. No obstante posee varias guerreros totalmente restaurados, expuestos en vitrinas y adecuadamente iluminados. Destacan un impresionante general, un arquero arrodillado y un guerrero con silla de montar.

_DSC0375_1La fosa tercera, en forma de U, oupa 520 metros cuadrados, y posee unas dimensiones de 17,5 metros de este a oeste y 25 metros de norte a sur. Conocida como la fosa de los generales, es la menor, y contiene menos de 100 figuras, aunque entre ellas se encuentran algunos caballos en un estupendo estado de conservación. Es el puesto de mando, con 68 oficiales de alto rango, 4 caballos y un carro de combate.

Finalmente la cuarta fosa, que no puede ser visitada está vacía, quedó sin terminar por sus constructores, lo que parece indicar que la construcción quedó sin acabar.

Las cuatro fosas son independientes y no están comunicadas entre sí, pero están prácticamente al lado las unas de las otras y entre ellas existe una clarísima relación. Estamos hablando de un ejército totalmente pertrechado y listo para entrar en combate.

Algunas de las figuras que se encuentran en la fosa primera y segunda, presentan daños por fuego y también se han encontrado restos de vigas quemadas, lo que según algunos investigadores puede ser interpretado como evidencias de saqueos que causaron el colapso del techo y posterior aplastamiento de gran parte de las figuras que actualmente están siendo restauradas a partir de sus fragmentos.
En el mismo sentido existen relatos históricos que también sugieren un posible saqueo de la tumba tras la muerte del emperador por el pretendiente al trono Xiang Yu.

Anecdóticamente señalar en ninguna de las fosas se ha encontrado la figura del comandante en jefe.

 

Los Guerreros

La panorámica impresiona, soldados en perfecta formación, altos y fornidos, llegando algunos de ellos a medir 197 centímetros.
En el 2003 el historiador alemán John Komlos, registró la medida de 734 guerreros de terracota y comparó sus alturas con las de 150 chinos contemporáneos. Los resultados, que fueron publicados en la revista Antiquity, sugieren que el tamaño de las figuras de terracotas bien podría representar la verdadera estatura física de la infantería china de la época.

_DSC0129_1Originalmente vestían armaduras de la época ricamente policromadas con pigmentos rojo, verde, azul, púrpura, negro, marrón, blanco y lila, cubiertos por un barniz que ha sido conservado por la humedad del suelo. Sin embargo dicho esmalte, basado en la resina de un árbol local (Rhus verniciflua), no ha soportado el paso del tiempo y la mayor parte del pigmento se adhiere a la tierra circundante y una vez expuesto al aire, la barniz restante tiende a oxidarse rápidamente, desconchando el bonito colorido de los guerreros.

Investigadores de la universidad de Munich encabezados por Heinz Langhals han experimentado con una solución de hidroxietil metacrilato (HEMA), una molécula orgánica que se emplea para la manufactura de plásticos y que es lo suficientemente pequeña para penetrar en lo diminutos poros del esmalte. Posteriormente las figuras fueron trasladadas a un acelerador de partículas situado en situado en Lington donde son bombardeadas con electrones que solidifican el HEMA transformándolo es una pegamento capaz de fijar el barniz y conservar los pigmentos sin alterar su apariencia ni dotarlos de brillo artificial.
_DSC0308_1Investigadores de la Universidad del Noroeste de China se han aproximado al problema desde una perspectiva diferente, tratando las figuras con una fina capa de gel capaz de proteger el esmalte.
Ambos tratamientos están en fase de experimentación por lo que las autoridades arqueológicas chinas ha paralizado las excavaciones de nuevos guerreros a la espera de terminar de desarrollar una tecnología que les permita conservar las figuras en todo su esplendor.

Una reseña especial merece el color púrpura chino, o púrpura Han (BaCuSi206), uno de los dos colores creados enteramente por el hombre en cualquier lugar del mundo antes del nacimiento de Jesucristo. El otro es el azul de Egipto (CaCuSi4O10). Ambos pigmentos comparten casi los mismos ingredientes salvo que el azul de Egipto contiene Calcio, mientras que el púrpura chino tiene Bario. Además los chinos añadieron óxido de plomo, un material que los egipcios nunca usaron, pero que no descarta la posibilidad de una transferencia tecnológica entre ambas culturas.
El problema reside en que los egipcios desarrollaron su pigmento a miles de kilómetros de China y siglos antes de que la ruta de la seda permitiese el comercio entre China y Occidente.

En el 2.006, en Florida, científicos del Laboratorio Nacional de Altos Campos Magnéticos, hogar del 45T, el imán más potente del mundo con 45 teslas de fuerza, comprobaron que al exponer dicho pigmento a altos campos magnéticos y bajas temperaturas, este entraba en un extraño estado de la materia conocido como condensado Bose-Einstein. Los resultados, que fueron publicados en la revista Nature, demostraban que el punto de menor temperatura en el cual se produce el cambio de estado – llamado Punto Crítico Cuántico – el pigmento púrpura Han perdía una dimensión: pasando de 3D a 2D. Un descubrimiento que puede tener interesantes aplicaciones en el desarrollo de nuevos materiales superconductores y en la computación cuántica.

Volviendo al téma de la pérdida de cromatismo, otro problema al que se enfrentan los conservadores del museo es el moho; hasta 40 variedades de hongos están atacando las figuras, obligando al gobierno chino a solicitar la ayuda de una empresa belga: Janssen Pharmaceutical NV, que está siendo la responsable de proteger a los soldados de un minúsculo ejército invasivo contra el que están perdiendo la última de sus batallas.

A pesar de la pérdida del color, las figuras para nada han perdido su esplendor, siendo cada una de ellas única y diferente al resto, de diferentes etnias, alturas, edad, peso, y con todo tipo de rasgos diferenciales, como ojo, bigotes, barbas, peinados con trenzas y uniformes diferentes, que reflejan distintos rangos militares.
Construidas a partir de arcilla de la zona, que ha sido modelada y posteriormente endurecida al horno, cada figura tiene su propia personalidad. No hay dos guerreros iguales, por lo que hay quienes piensan que durante su proceso de construcción emplearon líneas de montaje, que fabricaban de manera separada cabezas, brazos, piernas y torsos que posteriormente eran personalizados y ensamblados como si de una figura del popular juego de Mr. Potato se tratara.
Estos autores creen que se debieron emplear ocho moldes diferentes de la cara, a las que posteriormente se le dotaba de personalidad única añadiéndoles características faciales individuales.
Otro aspecto igualmente destacable de las figuras son sus piernas, que debieron ser confeccionadas de manera similar a las tuberías de drenaje de terracota que se fabricaban en la época.

_DSC0582_1No obstante recientes estudios efectuados un equipo de arqueólogos de la University College London (UCL) sobre la geometría de los rasgos faciales de las estatuas, especialmente las orejas de 30 guerreros diferentes, parecen apuntar en otro sentido. Según Andrew Bevan, uno de los investigadores, las orejas son características de cada individuo humano y tan diferentes unas de otras como las huellas dactilares.
Los miembros del equipo fotografiaron el lado izquierdo de 30 guerreros de terracota desde puntos de vista diferentes. Luego combinaron digitalmente las fotografías con los que crearon modelos tridimensionales de cada oreja y midieron las geometrías de superficie compleja de cada una.
El análisis estadístico desveló que no había dos orejas iguales. De hecho, el grado de variabilidad estadística era parecido al que podría haberse encontrado en una población humana.

Otra característica que parece apuntar en el sentido de que los guerreros pudieran ser copias de personas reales, ha sido encontrada en el estratigráfico interior de los torsos de las figuras, elaborados a partir de una técnica conocida como serpenteado de arcilla, un laborioso método que da forma a las figuras a partir de rollos de arcilla enrollados de manera ascendente.
Actualmente hay varias empresas dedicadas a construir guerreros de arcilla a escala natural y el desafío reside en construir figuras de 180 centímetros de alto y 2 centímetros de grosor, que no se distorsionen ni colapsen por su propio peso. La solución adoptada ha sido la de emplear moldes, que les permiten elaborar de manera cómoda un guerrero de terracota en apenas dos semanas.
No obstante la técnica del serpenteado es bastante más laboriosa, y por ello no es actualmente empleada por las empresas de construcción de réplicas, dado que la creación de un guerrero requiere hasta un mes de trabajo.
Entonces ¿ porqué los artesanos del emperador eligieron serpentear las figuras en vez de modelarlas ?.
La respuesta parece evidente: el modelado es la mejor forma de hacer estatuas en serie, pero el serpenteado es la mejor manera de hacer 8.000 estatuas diferentes e individualizadas.

Entre las figuras podemos encontrar aurigas que portan gorras que indican su rango como oficiales, arqueros, ….
Las figuras presentan todo tipo de detalles en la ropa, cascos, escudos, armaduras, rostros, incluso bandas de rodadura en las suelas de los zapatos de algunos arqueros.

 

Las Armas

Mención aparte merecen las armas que portaban los guerreros; espadas, lanzas, cimitarras, vencejos, alabardas, puntas de flechas y ballestas, todas ellas en un excelente conservación que ha _DSC0870_1permitido recuperar un arsenal de 40.000 de ellas, en bronce y para cuya manufactura los artesanos de la época tuvieron que disponer de una avanzadísima tecnología metalúrgica, desconocida hasta la época.

Muchas de las armas descubiertas presentan los mismos pequeños defectos, que al igual que las figuras apuntan en el sentido de una elevada estandarización en los talleres de fabricación.
Hay autores que sostienen que la fabricación de las armas se llevaba a cabo en “líneas de producción”, un modelo organizativo propio de la época industrial, que es redescubierto en 1.901 de la mano del taylorismo y posteriormente popularizado por Henry Ford con su vehículo Ford T.
No obstante la composición química de las puntas de flecha parece apuntar en sentido contrario. Cada soldado portaba en su carcaj un haz de 100 flechas, presentando todas ellas una homogeneidad química que apunta en el sentido de que cada una de ellas había sido forjada en una sola remesa y a partir de un único crisol. Cada paquete parece exhibir una firma química distinta, ligeramente diferente de los haces vecinos. Lo que sugiere que los armeros de Qin Shi Huang trabajaban en un sistema de “producción celular”, similar en algunos aspectos al que que emplea Toyota para producir sus coches. En lugar de repetir monótonamente las partes en la misma zona de montaje, los fabricantes de armas imperiales eran probablemente artesanos versátiles que trabajaban en pequeños talleres dispersos que fabricaban las armas de principio a fin.

Más de 20 espadas de bronce fueron desenterradas en el pozo 1 y 2, finamente elaboradas, pulidas y tan brillantes que parecían nuevas. Las armas aparecen “firmadas” por los artesanos que las elaboraron, e incluso decoradas a partir de una amalgama de mercurio y bronce para obtener el color dorado y estaño para la ornamentación plateada. Ello no significa que las armas fueran meramente decorativas, ya que estan pulidas y afiladas. Diseñadas para un mejor desempeño empleaban bronce en el cuerpo por su mayor dureza, pero con bordes de estaño, para que resultasen más afilados.
Algunas de estas armas poseen inscripciones que permiten datar su fabricación entre el 245 y 228 antes de nuestra era, lo cual parece indicar que se emplearon en combate antes de ser enterradas con los guerreros.

_DSC0553_1Otro detalle que desconcertó a los arqueólogos es el hecho de que algunas de estas armas, como por ejemplo las espadas, contienen una aleación de cobre, estaño, níquel, magnesio y cobalto, además de que poseen una finísima capa de cobertura entre 10 y 15 micrómetros de dióxido de cromo, la cual ha mantenido las espadas intactas y, en perfectas condiciones, brillantes y sin rastros de herrumbre tras 2.000 años enterradas. Esta técnica de chapado no aparecería en Europa hasta 1.937 de la mano de los metalúrgicos alemanes.

El historiador y experto en armas antiguas Mike Loades reprodujo algunas de las puntas de flecha y las probaron con ballestas de la época. Los resultados fueron sorprendentes, las flechas tenía una capacidad de penetración inaudita.

Mención aparte también merecen los carros de bronce, realizados a mitad de su tamaño real y que demuestran el conocimiento de una sofisticada tecnología metalúrgica. A modo de ejemplo en las riendas y algunas cadenas realizadas a partir de anillos confeccionados con finísimos hilos de cobre, de apenas medio milímetro de diámetro, sin rugosidades ni señales de cincelado, que para colmo implican el conocimiento de una tecnología de hilos tendidos que requerían una precisa técnica de soldadura para unir los extremos de cada uno de los eslabones.

Una increíble tecnología, desconocida hasta la época, y cuyos restos son un testimonio vivo de la vida y costumbres de la época, y que con toda seguridad nos deparará múltiples sorpresas en los próximos años.
Las autoridades arqueológicas chinas se lo están tomando con calma y a día de hoy continúan sin excavar el túmulo, supuestamente a la espera de disponer de una tecnología lo suficientemente  avanzada que les permita evitar las letales armas y salvaguardar los múltiples tesoros arqueológicos y tecnológicos que sin duda alberga.

Actualmente el túmulo-pirámide donde reposan los restos del primer emperador es apenas divisable como un pequeño montículo cubierto de vegetación y por el momento parece que nadie está dispuesto a perturbar su eterno sueño.

 

Enlaces

http://www.chinatourguide.com/xian/terracotta_warriors_details.html#Unearthed
http://www.rsc.org/eic/2014/03/terracotta-army-warriors-fluorescence-spectrometry
http://es.wikipedia.org/wiki/Guerreros_de_terracota
http://en.wikipedia.org/wiki/Terracotta_Army
http://www.nature.com/news/2003/031127/full/news031124-7.html
http://www.history.ucsb.edu/faculty/barbierilow/Courses/fall%20of%20qin%20and%20tomb/player.html
http://es.scribd.com/doc/6694321/Ledderose-A-Magic-Army-for-the-Emperor
http://www.chinadaily.com.cn/m/daminggong/2010-05/13/content_9845517.htm
http://periodismo-alternativo.com/2014/08/03/el-secreto-de-la-pintura-de-los-guerreros-de-terracota-al-descubierto-2-200-anos-despues
http://www.chinadaily.com.cn/china/2010-09/09/content_11278335.htm
http://www.claratahoces.com/el-misterioso-imperio-subterraneo-del-emperador-quin-shihuang/
http://es.wikipedia.org/wiki/Sima_Qian
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/07/28/actualidad/1343491048_081487.html
http://cultura.elpais.com/cultura/2007/07/02/actualidad/1183327203_850215.html
http://guias-viajar.com/china/xian/museo-guerreros-terracota-carros-bronce/
http://guias-viajar.com/china/xian/guerreros-terracota-fosa-3-de-los-generales/
http://news.nationalgeographic.com/news/2014/11/141114-terra-cotta-warriors-qin-shi-huang-tomb-china-archaeology/
http://astroseti.org/?/archivo/en-busca-de-la-dimension-perdida

Secreto de la Antigüedad. Los secretos del ejército Fantasma (Documental National Geographic)

 

(Revisado el 25 de Diciembre de 2014)

 

 Posted by at 18:57