Dic 012010
 

Hoy os traigo un tutorial sobre fotografía recursiva, imágenes que se contienen a si misma de manera infinita.

Fotográficamente hablando, el efecto es popularmente conocido como “Droste” y la técnica toma su nombre de una marca holandesa de cacao en polvo cuyo envase contenía una imagen recursiva. En la misma aparecía una enfermera sosteniendo una bandeja plateada sobre la cual portaba una taza humeante y un envase de cacao, el cual a su vez contenía la imagen anteriormente descrita.

Técnicamente una imagen “Droste” se obtiene a partir de una fotografía convencional, a la que se le aplica un tratamiento matemático digital posterior.

La forma más sencilla de conseguir dichos efectos es a partir de MathMap, un programa que en mi caso empleo como plugin del software de edición fotográfica libre Gimp, similar a Photoshop.

El tutorial puede ser consultado a partir de: Droste. Fotografía Recursiva.

 Posted by at 12:00